Descripción

“La máquina que anda”

Instalación interactiva y performance.
Plaza Juan Carlos I, Palma de Mallorca. Noviembre, 2000.

Concepto:
“generar una pieza interactiva con el público a través de una tecnología ya obsoleta pero entrañable, la vieja máquina de escribir que aún “anda”, es decir, funciona.”

Implementación:
-instalación de un aparato para registrar mensajes al mundo por parte del público en el centro de Palma de Mallorca.
-reciclado de objetos de uso.
-como inauguración se hace una actuación, donde se utilizan máquinas eléctricas y aparatos que generan efectos audiovisuales propios de un taller, de una obra a pié de calle.

La máquina:
-una máquina de escribir años ’60, con tapa.
-un rollo de papel donde se escribía y que iba siendo recogido por otro, movido por un mecanismo al cambiar de renglón.
-un trípode metálco realizado a propósito con restos de un portal, atornillado a la acera.
-un paraguas atornillado al trípode.
-un cajón de madera donde se apilaron otras tres máquinas de escribir, las “que no andaban”.

La performance:
-tres operarios.
-una furgoneta.
-un motogenerador de electricidad.
-una turbina de extracción de humos con luz interna y manga de tela. Este aparato también se construyó en base a objetos encontrados.
-amoladora angular manual, perforadora percutora y brocas, martillos y mazas.
-recortes metálicos y piezas de madera.
-proyectores de luz, montados sobre trípodes de batería musical.

Memoria descriptiva:
Invitado por el grupo de artistas“Per amor a l’art” (leer mas), que realizaban una muestra por todo el casco urbano de Palma, realizamos una instalación en una rambla céntrica y tradicional, para lo que preparamos una inauguración activa.
Desembarcamos de una furgoneta todo tipo de herramientas –necesarias o no- luces, un motor generador y hasta una turbina iluminada.
Se comenzó a instalar la pieza con tres tornillos al suelo.
Paralelamente se realizaban distintas acciones con máquinas-herramientas con fines lúdicos: luces, chispas, ruidos, vibraciones y estruendos: un montaje que llamaba la atención de los transeúntes.
Una vez finalizada la acción, la gente comenzó a interesarse por “la máquina” y –a lo largo de dos semanas- dejó los más variopintos mensajes a la posteridad.
Se realizó un reportaje fotográfico que algún día se publicará así como los mensajes recibidos en ese tiempo.
Pretendemos tanto repetir la acción y la experiencia como plantearla con nueva tecnología.
Todo el material utilizado para la construcción de “la máquina” fue hallado y reciclado.

Conclusión y comentarios:
La reacción de la gente fue asombrosa, tanto durante la performance como durante las semanas que estuvo expuesto.
Otro tanto ocurrió con la prensa, que se mostró también sorprendida y lo transmitió.
El aparato básico va siendo expuesto intermitentemente en distintos bares y salas de exposición.
Con objetos encontrados se puede hacer mucho más de lo que parece.
Una frase de las recibidas: “¡Qué horror! –no tiene ENTER!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>